ECONOMÍA

Picaresca en la Lotería de Navidad

Estar bien casado o bien divorciado, tener un DNI en vigor o firmar un contrato si ha comprado un décimo entre amigos son algunos de los consejos en el contexto de la Lotería de Navidad

La Lotería de Navidad cuenta con más de 200 años de tradición, fue introducida en España en el año 1763 por Carlos III quien la importó desde Nápoles, pero no fue hasta el 4 de marzo de 1812 cuando se celebró el primer sorteo. Su finalidad era conseguir fondos para la Hacienda Pública.  La Lotería cuenta con un gran prestigio en todo el mundo y se ha convertido en una embajadora de la marca España.

Cada año se recaudan más de 3.200 millones de euros, el 70% se destinan a premios. Este año la lotería reparte 4.000.000 de euros a la serie completa y 400.000 al décimo del 1er premio, 1.250.000 al segundo; un tercer premio de 500.000, dos cuartos premios de 200.000, y ocho premios de 60.000. Las provincias “más gastadoras” son Soria 194,05 euros, Lérida con 124,19, Burgos 100,74, Segovia 97,70,  Madrid 61,55, Palencia, 87,01, Granada 48,87, Barcelona 45,18, Girona 34,43,  Sevilla 29,28 euros y Huelva 20,96 euros… Los españoles suelen gastarse hasta 48 euros por persona mientras que los extranjeros se gastan un promedio de 71 euros, en un año, el 2014, en el que la compra de boletos de Navidad por Internet ha crecido un 37% según el portal Serviapuestas. La mayor parte de agraciados suelen gastar el dinero en viviendas y coches además repartir el dinero entre la familia. El PIB de las provincias ganadoras suele subir un 3%

Pero la Lotería también atrae a estafadores (afirma Francisco Canals, periodista especializado en picaresca), los más frecuentes son las falsas notificaciones, se trata de e-mails Spam que simulan pertenecer a instituciones públicas, aprovechan el impuesto del 20% para reclamar parte de esta cantidad por adelantado. Tampoco faltan las redes de blanqueo de dinero, se acercan hasta los ganadores para igualar o superar las cantidades agraciadas, el premiado pica motivado por la idea de no pagar impuesto y el delincuente contará con un boleto legal para blanquear dinero procedente de actividades ilegales.

Otros estafadores registran nombres de marca como “El Gordo de la Lotería” , “Euromillones de Navidad” o “Euromillions Lotería de Navidad” su finalidad es inducir a confusión y generar más ventas.  La transnacionalidad dificulta las tareas de investigación debido al límite jurisdiccional de las autoridades policiales. Es importante desconfiar de entidades benéficas que venden boletos por 4 o 5 euros, su bajo precio es síntoma de su carácter fraudulento. Hay que desconfiar de sitios web que operan desde el extranjero o aquellos que ofrecen descuento en la compra de volúmenes.  Tampoco faltan los ladrones especializados en bares, aprovechan el jolgorio de los agraciados para “meter mano” y robar el boleto.

Nunca hay que vender el décimo premiado a un desconocido y hay que comprar en lugares autorizados. El décimo es un talón al portador, lo cobra quien lo lleva al banco. Algunos conflictos guardan relación con grupos que comparten un décimo cuando uno de los integrantes cobra el importe sin compartirlo con el resto. Es importante fotocopiarlo y especificar la cantidad que aporta cada uno con la firma de cada pagador. En lo relativo a la Lotería no faltan los divorcios, las enemistades y los desheredados y es que el dinero no tiene amigos, afirma Francisco Canals. Si compra un boleto es importante estar “bien casado” o “bien divorciado” de lo contrario su ex cónyuge pude reclamarle parte del importe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *